El Club Roca nace en 1963 promovido por un grupo de padres interesados en la formación humana y cristiana de sus hijas a través de actividades educativas y de ocio. Como asociación juvenil, las actividades del Roca están dirigidas a chicas de 8 a 18 años y cada nivel tiene actividades y planes adaptados a su edad integrados en un proyecto educativo común.

En la misión educadora de los hijos, los padres son los principales protagonistas por eso en el club se mantiene un contacto permanente con ellos a través de reuniones periódicas con las preceptoras de sus hijas. Además desde el club se organizan charlas y otros recursos para que los padres puedan mejorar en su tarea formadora.